Tratamiento cáncer de pulmón estadio III

Bookmark and Share
Published: 20 Sep 2017
Views: 3936
Rating:
Guardar
Dr Luis Paz Ares - Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid - España

El estudio sobre este tratamiento, liderado por el Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre, ha sido presentando ESMO en Madrid, durante el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica.

Casi un tercio de los pacientes con cáncer de pulmón no microlítico son diagnosticados cuando la enfermedad ya está avanzada y ha alcanzado el estadio III, lo que hace imposible que se les someta a cirugía con intención curativa y se les aplican tratamientos combinados de quimioterapia y radioterapia.

El tratamiento estándar con quimioterapia ofrece una supervivencia libre de progresión (SLP), es decir, sin nuevas recaídas, de 8 meses y aproximadamente y solo el 15% de los pacientes sobrevive cinco años al diagnóstico.

Según el doctor Luis Paz-Ares, los estudios sobre este nuevo medicamento, aún en fase de experimentación, han evidenciado que si además de la quimioterapia y la radioterapia, se aplica un nuevo fármaco basado en la inmunoterapia se aumenta el período libre de enfermedad, que podría llegar hasta los 20 meses.

El tratamiento habitual de los pacientes de cáncer de pulmón, que no son candidatos para cirugía,  es una combinación de quimio-radioterapia, habitualmente administrado de manera concomitante.
Con ese tratamiento, las  tasas de tiempo libre de progresión, en  estudio de rango de los nueve meses de mediana, un 15% de los pacientes permanecen vivos a los 5 años. Este tratamiento y sus resultados no han cambiado substancialmente en las últimas dos décadas y es por ello que pretendemos, mejorar estos resultados e ir incorporando nuevas opciones de tratamiento.
El estudio Mistic ha evaluado en un ensayo aleatorizado, doble ciego, la eficacia de una nueva modalidad de inmunoterapia, durmalumab en este contexto clínico, y han visto que, en aquellos pacientes, una vez que habían acabado con este tratamiento quimio-radioterapia y no había progresado, la administración de durmalumab comparado con placebo, prolongo de manera significativa, la tasa de tiempo libre de progresión. De hecho, la prolongo casi al doble, con una razón de riesgo que hablamos de 0,52, esto quiere decir un descenso de 48% en la tasa de progresión durante todo el periodo de estudio.  Al mismo tiempo, vemos un aumento en la tasa de respuesta de nuestros pacientes y un descenso  en la aparición de nuevas metástasis.  Adicionalmente, hemos visto también, que el perfil de seguridad es bastante favorable y consistente con datos de estudios previos, es decir, no ha aparecido ninguna señal nueva preocupante en este contexto clínico.
De esta manera uno podría resumir que probablemente, durmalumab represente, una nueva opción, posiblemente un nuevo estándar de tratamiento, para este concepto clínico en pacientes con estadio III-