El concepto de Calidad en el manejo de Cáncer de Mama

Bookmark and Share
Published: 26 Mar 2015
Views: 688
Rating:
Guardar
Dr Carlos Castro – Liga Colombiana contra el cáncer, Bogotá, Colombia

El Dr. Castro habla con ecancer en el “1er Simposio Internacional en cáncer de mama” sobre su presentación sobre el concepto de la calidad en la atención de las pacientes con cáncer de mama.

Dr. Carlos Castro Liga Colombiana contra el cáncer, Bogotá, Colombia

El tema que desarrollamos hoy en el Simposio, era a cerca del concepto de la calidad en la atención de las pacientes con cáncer de seno.
El concepto de calidad como tal es un concepto relativamente nuevo, no es una cosa  que lleve más de 50 años.
Probablemente nace unos 20 años con un médico de origen libanés, el Dr Avedis Donabedian, cuya familia era de origen armenio y sobrevivió al genocidio de los armenios del Imperio Turco y nació en Beirut y posteriormente emigro a EEUU e hizo salud pública en la Universidad de Harvard. Desafortunadamente en el  año 2000 falleció de cáncer de próstata pero dejó un legado extraordinario, hablar de la calidad como algo medible.
Los médicos siempre creemos que hacemos las cosas bien, y aunque tratamos de hacerlas bien y creemos que las hacemos bien, no siempre es así.
El Dr Donabedian desarrollo una metodología para evaluar la calidad de la atención en la salud y lo aplicamos en oncología obviamente.


Y estos atributos de la calidad son 6:


La pertinencia,
El acceso a los servicios de salud,
La continuidad de la atención,
La oportunidad de los servicios que requiere el paciente,
La seguridad con la cual reciben los actos médicos, y por último,
La satisfacción de  el cómo paciente.


Estos 6 atributos de la calidad si los enfocamos en el  manejo de una  paciente con cáncer son importantes e interesantes de estudiar, de analizar.
Creo que en medicina todo debe ser cuantificado, para poder evaluar, si lo que estamos haciendo se está haciendo de manera adecuada, sino corregirlo para  mejorar, porque finalmente la medicina tiene un objetivo que es mantener la salud de la población.
Eso hay que medirlo, y los médicos a veces no nos gusta que nos midan creemos, que lo hacemos bien, y lo importante no es lo que uno cree sino que nos evalúen objetivamente si lo que estamos haciendo con muy buena intención se  está haciendo bien y sino corregirlo para hacerlo cada vez mejor.
Pertinencia: es la atención que un paciente requiere basado en medicina, basada en evidencia, para saber que el beneficio de ese acto médico le va a hacer un beneficio.
Esa pertinencia sale de los estudios, de la evidencia científica para decirle un paciente se beneficia de esta intervención, o no.
La accesibilidad, el acceso del paciente a ese servicio médico.
En Colombia y creo que es similar en  todos los países latinoamericanos, no todos los pacientes tienen acceso a todos los servicios a los cuales tienen derecho.
Hay una serie de barreras del sistema que tenemos que denunciar sin pelear, pero con vehemencia, para corregirlo.


Una mujer con un cáncer de seno tiene que ser atendida, evaluada de manera prioritaria,.
Uno ve con desafortunada frecuencia, una mujer con una lesión en el seno, se demora un mes para que la vea el médico general, el médico general dice: “si señora usted tiene una masa sospechosa” hay que hacerle una mamografía, la pobre señora va y pide la cita y le dicen dentro de 2 meses, la lesión sigue creciendo, a los 2 meses le hacen la mamografía.
Si en la mamografía sale que esa lesión es muy sospechosa, y de ser un cáncer que estaba así…ahorita está así  (gesto de mayor tamaño) y hay que llevarla al mastólogo para que le hagan una biopsia, un mes para que le vea el mastólogo, el mastólogo la ve, si señora  es muy sospechosa  que tiene un cáncer, le vamos hacer una biopsia.
La programa dentro de 15 días, le hacen la biopsia, se demora 15 días en salir los resultados, salió el resultado: “si señora usted tiene un cáncer”,
Hay que hacerle unos estudios para ver si hay metástasis, en fin para hacer de esta historia larga, corta…
Una mujer que debería saber en 30 días desde el momento de la sospecha de la enfermedad e iniciar el tratamiento cirugía, radioterapia, quimioterapia etc.
Lo ideal sería 30 días, en mi país desafortunadamente son  180 días, eso es inaceptable.
Una persona que tenga medios económicos, que sea paciente particular o que tenga un seguro danés, la ven en 30 días
Desde el momento  que se palpa la lesión a iniciar el tratamiento es 1 mes.
La mujer colombiana que no tiene ese privilegio 180 días, pues hombre eso no es aceptable, eso es lo que se llama las barreras de acceso 


La siguiente es la continuidad en el manejo:
Tenemos tema de pertinencia, acceso, continuidad.
Comienza el tratamiento, le hacen una cosa en un sitio, luego otra en el otro, y no hay una coordinación, no hay un manejo integral  sino muy fragmentado.
Y eso obviamente hace que los resultados no sean los que deberían ser, y a veces salen incluso más costosos, para no decir que el pronóstico de la paciente se ve comprometido, con ese manejo llamémoslo atomizado de la mujer con un cáncer.
Lo otro es la oportunidad es lo que estábamos mencionando cuanto se demoran en la atención, a veces en ocasiones cuando uno discute con las autoridades sanitarias esta situación les digo: mire si una mujer fue atendida en un mes, porque era la hija del Ministro o que se yo, se demuestra que se puede atender en un mes.
Porque diablos tiene que ser uno hijo de Ministro para que lo atiendan como Dios manda.
No todos los seres humanos, honestamente lo digo somos iguales, todos lo somos especialmente en salud.
Que no se nos olvide que la muerte es la que final ente nos pone a todos al mismo nivel. La muerte nos pone en el nivel que somos y es que somos todos iguales.
Entonces yo, cuando me entero de estos casos en Bogotá  hago unos escándalos  porque no hay derecho que una persona porque no tiene “palanca” en el gobierno, o en la  sociedad no sea atendida con la prioridad, con el afecto y con la responsabilidad que requiere todo ser humano.
Entonces la cuestión de la oportunidad es algo que se puede mejorar se debe mejorar, igual me repito, si se puede hacer con la hija del Presidente de la República, se puede hacer con la hija de la lavandera, del empleado público, con la hija del campesino.
Y por último es la seguridad de la atención, en oncología si es que delicada la cuestión de la seguridad de la atención, estamos dando quimioterapia, tenemos que redoblar los esfuerzos, para que lo que se le hace al paciente se haga con la seguridad necesaria para garantizarle al paciente que no vamos a cometer un error, que en oncología podría tener un desenlace fatal.
Si uno le aplica una quimioterapia a la paciente que no es, la dosis que no es, esto es medicación, estos medicamentos son muy peligrosos, y si llega uno a hacer un cálculo erróneo de la droga que tiene que aplicarle al paciente, y se le aplica más de la dosis que es, o se le aplica a la paciente que no es, eso  puede tener consecuencias fatales.
Entonces  redoblar la seguridad para garantizarle a un paciente que el tratamiento que está recibiendo es. Y que no hay errores de ninguna especie, porque errar es humano, entonces tenemos que crear una especie de puntos de control de dobles chequeos, para garantizarles a la paciente, y a cualquier paciente, que lo que va a recibir es el tratamiento que requiere, que son las dosis que son etc. Entonces eso es la seguridad, y por último, el último componente es la satisfacción.


PACOS, es un bar de tapas en Madrid pero PACOS tiene:
pertinencia, accesibilidad, continuidad, oportunidad, seguridad y satisfacción.
Son 6 los atributos de la calidad.


Cuando usted habla con un paciente después  que lo han atendido y ha recibido diferentes tratamientos, uno le pregunta: ¿Cómo te sentiste atendido? y ellos contestan…
Doctor, no sé, o Doctor, muy bien, o tengo algunas quejas algunas críticas.
-Dígame cuales:
-La primera, el día que vine a hablar con el oncólogo, él estuvo todo el tiempo mirando la pantalla del ordenador, preguntándome cosas que escribía y  nunca me miro a los ojos, no tiene ni idea como soy yo, yo tampoco sé cómo es la cara del doctor, él estuvo mirando la pantalla y se olvidó al doctor que el paciente no era el ordenador sino yo.
Un detalle pequeñito, el paciente quiere que su médico le mire a los ojos, y uno a través de los ojos uno recibe mucha información.
Cuando yo hago consultas médicas, yo suspendo escribir en el ordenador y hablo con el paciente, no pierdo la oportunidad de mirarle a los ojos porque a través de la mirada yo recibo información muy útil a cerca de los temores que tiene, de  las dudas que tiene el paciente, para poder resolvérselas  y crear un vínculo una relación de confianza que da muy buenos resultados, hacer un trabajo adecuado, esos son los atributos de la calidad que son cuantificables y que finalmente redundan con la buena atención y muy buenos resultados.