Denosumab: hacia un nuevo estándar en el tratamiento de la destrucción ósea inducida por el cáncer

Bookmark and Share
Published: 19 Feb 2014
Views: 1824
Rating:
Guardar
Dr Jose Ángel García Sáenz – Hospital Clínico San Carlos, Madrid, España

El Dr. García habla con ecancer en el XVI Simposio de revisiones en Cáncer celebrado en la ciudad de Madrid el pasado 13 de Febrero, sobre su ponencia en el uso de Denosumab.

Mi ponencia ha versado sobre Denosumab, para que se den cuenta las complicaciones esqueléticas es un problema muy frecuente que causa gran morbilidad a la mayoría de nuestros pacientes oncológicos, particularmente los pacientes con cáncer de mama, con cáncer de próstata también, o cáncer de pulmón.

Es tan importante la metástasis óseas, que dentro de nuestros pacientes metastásicos, el 70% de las metástasis del cáncer de mama van a ir al hueso, con lo cual es un problema de una población de pacientes importantes.

Pero además afortunadamente estos pacientes están viviendo más, con lo cual tenemos que ir viendo cómo prevenir las complicaciones a lo largo del tiempo en un porcentaje importante de personas.

Las personas que tienen metástasis óseas, van a tener deterioro de su calidad de vida, dolor, debilidad, morbilidad funcional, encamamiento, hipercalcemia, y una serie de complicaciones locales irreversibles, definidas como fracturas patológicas, compresión medular, y la necesidad de cirugía y radioterapia en el hueso.

De tal manera que sin duda no solo para mejorar la calidad de vida y la supervivencia de nuestros pacientes, e incluso también coste económico para evitar el tratamiento de estas complicaciones, la mejor medida es prevenirlas, y cómo podemos prevenir las complicaciones esqueléticas, con terapias específicas.

Desde hace 25 años, y hace pocos meses, teníamos unos tratamientos dirigidos al hueso de manera burda que es los bifosfonatos, clodronato, pamidronato, y lo ácido zolendrónico, que en el momento actual tenemos terapias más específicas que son capaces de inhibir la capacidad resortiva de osteoclasto, y finalmente prevenir las complicaciones locales de manera más específicas que el ácido zolendrónico.

En este sentido, ha habido tres estudios pivotales, tres estudios de registro que han demostrado que Denosumab es superior en la aparición y el riesgo de aparición, del primer evento esquelético, y de los sucesivos. Es un fármaco seguro, tiene menos reacciones de hipersensibilidad y menos frotoxicidad que los que teníamos antiguamente, que era los bifosfonatos, y por lo tanto emerge como un nuevo estándar en la prevención de las complicaciones esqueléticas en esta población.