El papel de la inducción en el mantenimiento de continuación en 1ª línea de CPNM

Bookmark and Share
Published: 19 Feb 2014
Views: 1122
Rating:
Guardar
Dr Javier de Castro – Hospital Universitario La Paz, Madrid, España

El Dr. De Castro habla con ecancer en el XVI Simposio de revisiones en Cáncer celebrado en la ciudad de Madrid el pasado 13 de Febrero, sobre el tratamiento anti oncogénico en el cáncer de pulmón.

Mi ponencia ha versado, sobre lo que supone el tratamiento antiangiogénico, en el cáncer de pulmón. Sabemos que aproximadamente un 20% de los canceres de pulmón hoy en día podemos detectar dianas moleculares que pueden ser tratadas con inhibidores, pero el otro 80% por desgracia todavía no tenemos un tratamiento más allá de la quimioterapia.

Los resultados que han dado la quimioterapia habitualmente han sido pobres y necesitábamos mejorar estos resultados, una forma de mejorarlos es intentarlos incrementar la eficacia de quimioterapia que llamamos de primera línea o inducción y en este caso de bevacizumab, es un fármaco muy importante, porque es capaz precisamente de mejorar esos resultados, tanto en termino de respuestas como en términos de supervivencia libre de progresión, como también impactando en la supervivencia.

Para ello tenemos los dos estudios pivotales como son el 45,99 y el estudio avail y luego otros estudios que se han hecho, he presentado datos más modernos del estudio asiático billón que es similar al 45,99 datos también ya conocidos del estudio pronounce, el estudio point break, que van todos en la misma línea.

Los resultados en cuanto a beneficio en avances y respuestas, pero sobretodo en supervivencia libre de progresión y también en supervivencia global.

Añadir bevacizumab a la quimioterapia, supone de alguna forma tener más pacientes que no progresan, tener más pacientes que puedan enlazar la segunda estrategia que nos ha permitido también incrementar los avances en el cáncer de pulmón, que es la estrategia de mantenimiento, en la medida que podemos utilizar bevacizumab más allá de la inducción sino también en el mantenimiento, pues nos ha permitido ver como de estos estudios previos que he mencionado y también de estudios relacionados con, o directamente diseñados para el mantenimiento como puede ser el estudio agapel, o el estudio atlas, también se ha visto que ya con esta doble estrategia de inducción, más mantenimiento cuando combinamos quimioterapia más bevacizumab somos capaces de llegar a incrementar la supervivencia de los pacientes, y la hemos pasado en apenas cinco años de tener solo quimioterapia solo diez meses de supervivencia, a prácticamente de 18 a 20 meses, cuando hacemos esta estrategia combinada.