Cirugía oncoplástica conservadora vs. cirugía conservadora clásica

Bookmark and Share
Published: 4 Jul 2013
Views: 3226
Rating:
Guardar
Dr Miguel Oller - Cirujano Mastólogo, República Dominicana

El Dr Oller habla con ecancer en las Jornadas de la Unidad de Mastología de la Clínica Leopoldo Aguerrevere y La Federación Latinoamericana de Mastología, sobre la cirugía profiláctica de las mamas (cirugía de reducción del riesgo) la cual se hace con la finalidad de reducir el riesgo de una persona con cargas genéticas y riesgo importante para sufrir el cáncer de mama.

 

Yo soy el Dr. Miguel Oller, de la Republica Dominicana, Cirujano Mastólogo, dedicado íntegramente al manejo de las enfermedades de mama por más allá de 20 años. La conferencia que tuvimos desde las tantas de la mañana hoy, fue una cirugía que está muy de moda y que se ha puesto mucho en el tapete, que es la cirugía profiláctica de las mamas, o sea cirugía de reducción del riesgo, la cual se hace con la finalidad de reducir el riesgo de una persona con cargas genéticas y riesgo importante para sufrir el cáncer de mama y para que obviamente no lo tengan en el resto de su vida. Es una cirugía que la hacemos con criterio oncológicos, pero que inmediatamente leva una construcción mamaria inmediata para que la paciente salga del quirófano, obviamente, con sus mamas reconstruidas, con el beneficio oncológico de la reducción del riesgo, pero con el beneficio estético de tratar de preservar el contorno y la forma de sus mamas.

¿Cuál sería su mensaje para toda la comunidad médica Latino Americana en base a este tema?

Con respecto al tema de esta cirugía en particular, el mensaje que quiero llevar en el día de hoy es que probablemente como consecuencia de esta publicación de esta persona tan reconocida, la mujer no debe entender que todas las mujeres ahora que tengan un riesgo bajo o heredado para cáncer de mama deben someterse a esa cirugía. Es una cirugía seleccionada para pacientes  realmente de alto riesgo y ese riego debe ser medido por un método científico que justifique el procedimiento. O sea no una cirugía de un reemplazo fácil de las glándulas por implante, porque ese no es el criterio ni la indicación que tiene. De manera que toda mujer que se interese por el procedimiento o este motivada para realizárselo, debe estar aconsejada y motivada y obviamente operada y seguida por un equipo profesional, que conozca los beneficios, los pro y los contra de la cirugía, para que el paciente reciba el tratamiento adecuado a su caso en particular.